martes, 1 de mayo de 2012

¡A tercera división!


Resulta obvio que a la expropiación de la filial de REE decretada por Evo Morales subyace similar populismo que a la llevada a cabo dos semanas antes por Cristina Fernández: la emancipación del imperialismo. Pero que Bolivia la llevase a cabo con tan poca diferencia de tiempo respecto a la de Argentina plantea elocuentes dudas sobre la firmeza internacional de nuestro país, sobre todo en la zona de histórica influencia cultural, Hispanoamérica. Simple y llanamente, Evo Morales lo ha visto fácil.

Las relaciones internacionales de España, según se desprende del artículo 56.1 de la CE, se apoyan en gran medida en las relaciones con «las naciones de su comunidad histórica», entre las que se encuentran la mayor parte del continente americano. Por tanto, tan consecutivas expropiaciones no parecen estar causadas por una complicación coyuntural de la diplomacia española, sino por todo lo contrario, por un problema estructural del diseño de su política internacional.

Tan lejano como irrisorio queda aquel recuerdo del Presidente Aznar cuando allá por 2003, en los prolegómenos de la invasión de Irak, decía que su pretensión era que España jugara en la primera división. Y ahora qué, señor Rajoy, ¿bajamos a tercera?

Esta carta ha sido publicada en el diario La Vanguardia de 3 de Mayo PINCHA AQUÍ

1 comentario:

Odón Roca dijo...

David,
si dices que el problema no es coyuntural, sino, más bien,estructural(de diseño), no creo que sea justo referirnos solamente a la gestión del PP; so pena de admitir que la transición entre el uno y el otro fue inexistente o baladí.
Un saludo.
Odón